Hola #Smartfoodies

Hoy no vamos a contarte quiénes somos ni lo que hacemos. Eso ya lo hicimos en nuestro primer post (enlazar). Tampoco vamos a contarte que cada año tiras a la basura 76 kg de comida. Eso, ya lo sabes. Y si no… piénsalo. Seguro que alguna fruta poco atractiva o la carne que se te olvidó congelar han acabado en el contenedor verde. Perdón, hemos dicho que no nos vamos a centrar en esto.

Te vamos a contar cómo cambiar el mundo. Y no, no es una frase feliz de motivación. Te lo decimos en serio.

Las malas lenguas dicen que el desperdicio alimentario existe por falta de educación a la hora de realizar la compra. ¡Lo peor es que tienen razón!
Muchas veces olvidamos que los alimentos caducan, que compramos 3 veces más de lo que consumimos, y no pensamos que tenemos tanta comida en el frigo… y volvemos a comprar. Y al meter la compra en la nevera… “¡Anda, si todavía me quedan dos cajas de leche! Pensaba que no me quedaba ninguna”. Y así, con muchos alimentos más.

Cuando salimos a comer o cenar fuera, pasa lo mismo. Leemos la carta, se nos ponen los ojos como platos, ¡nos apetece todo! Y cometemos ese pecado capital llamado gula. Y a mitad… ¡No puedo comer más! Y ahí se queda, un tercio de risotto de setas, unos raviolis de foie y tres trozos de pizza caprichosa. Piensa que, si te lo ponen para llevar, ¡tienes la siguiente comida hecha! ¿No es genial?

No hemos venido aquí para educarte, pero sí para ayudarte a contribuir a vivir en un mundo más sostenible. Tanto como local de venta de comida (tienda o restaurante), como persona preocupada y con conciencia social.

Hazte #SmartFoodie y descubre cómo (síguenos en las redes sociales, ahí están los truquitos de verdad 😉 ).

Imagen: http://www.freepik.com” Designed by Dragana_Gordic / Freepik

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *